Alta Alella Mirgin

Binomio vino y naturaleza asociados definitivamente · Evolución · Profundizar en la agricultura ecológica · Proyecto de futuro uniendo generaciones

En el Parque Natural de la Serralada de Marina, a dos kilómetros del mar Mediterráneo y a quince del centro de Barcelona, se encuentra ALTA ALELLA MIRGIN, el proyecto familiar de Josep Maria Pujol-Busquets, su mujer Cristina Guillén y sus dos hijas, Mireia y Georgina. En 1991 adquirieron la finca novecentista de Can Genís, recuperaron viñas de más de sesenta años y plantaron las variedades tradicionales Pansa Blanca y Mataró en laderas y terrazas. Actualmente disponen de treinta hectáreas de viña ecológica ubicadas entre las localidades de Alella y Tiana. Desde sus inicios, la bodega se ha basado en la agricultura ecológica certificada, creando un ecosistema equilibrado que respeta la flora y la fauna autóctonas de la zona agrícola privilegiada. El reconocimiento de una de sus parcelas con la categoría más Premium del sector del cava: “Paraje Calificado” confirma su calidad y singularidad. Paralelamente, como primer elaborador de cava sin sulfuroso de la DO Cava (desde la vendimia 2006), la familia sigue trabajando en su línea de cavas y vinos naturales en el CELLER DE LES AUS.

Huyendo de la estandarización, año tras año, el objetivo de la familia es producir vinos transparentes, que reflejen las características del terroir y de la añada. La vendimia se realiza de forma 100% manual, con una selección muy precisa en el viñedo para vendimiar la uva en el momento óptimo, con una sanidad impecable. La bodega trabaja con micro-vinificaciones y diversidad de uvas, llegando a producir hasta cincuenta vinos base al año.

La finca se encuentra a tan solo dos kilómetros del Mar Mediterráneo; las viñas están situadas sobre laderas y terrazas de entre 100 y 250 metros de altitud sobre el nivel del mar. Los viñedos crecen sobre el suelo de “Sauló”, que es uno de los factores que más marca los vinos de Alta Alella: un suelo ácido, con niveles muy bajos de cal activa, poca materia orgánica y con buen drenaje.

“No nos cansaremos de evolucionar y profundizar en la agricultura ecológica para lograr uvas y vinos más puros”. La familia Pujol-Busquets Guillén refuerza su apuesta por la ecología con el objetivo de conseguir vinos naturales de calidad sin utilizar sulfuroso. Una bodega basada en el conocimiento y en la experiencia acumulada a lo largo de cuatro décadas dedicadas al vino. Estos vinos y cavas naturales reciben el nombre de algunos pájaros del Parque Natural de la Serralada de Marina.

  • Propietario :Donatella Cinelli Colombini
  • Variedades plantadas :Sangiovese Brunello, Foglia Tonda, Canaiolo, Sagrantino, and Merlot
  • Producción de bodega :150,000 bottles
  • Enólogo :Valerie Lavigne
  • Total de acres plantados :96 acres/39 hectáreas